Pronóstico y control del riesgo de las cardiopatías

Cálculo del riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular

Es importante a la hora de prevenir las enfermedades cardiovasculares que los profesionales de la salud dispongan de las herramientas necesarias para poder determinar el riesgo que tienen sus pacientes de padecer una ECV. SCORE es una herramienta de evaluación de riesgos fácil de usar, desarrollada para ayudar a los profesionales de la salud a evaluar el riesgo de que sus pacientes mueran por causas cardiovasculares (ya sean trastornos del corazón o de los vasos sanguíneos), como infarto de miocardio (ataque cardíaco), insuficiencia cardíaca (incapacidad del corazón para bombear sangre) o accidente cerebrovascular (bloqueo repentino de un vaso sanguíneo que transporta oxígeno y nutrientes al cerebro) a lo largo de un período de diez años. Consulte con su médico para que le realice una evaluación personalizada del riesgo.

Es importante a la hora de prevenir las enfermedades cardiovasculares que los profesionales de la salud dispongan de las herramientas necesarias para poder determinar el riesgo que tienen sus pacientes de padecer una ECV. Existen muchos métodos o herramientas disponibles que pueden utilizarse para determinar este riesgo. Estas herramientas tienen en cuenta diferentes factores de riesgo a la hora de calcularlo. Un factor de riesgo es cualquier atributo, característica o exposición (a un riesgo) de un individuo en concreto que hace aumentar su probabilidad de sufrir una enfermedad cardiovascular, por ejemplo, su hábito tabáquico o su presión arterial.

Un método muy recomendado para determinar el riesgo es la función SCORE. SCORE es una herramienta de evaluación de riesgos fácil de usar, desarrollada para ayudar a los profesionales de la salud a evaluar el riesgo de que su paciente muera por causas cardiovasculares (cardíacas y circulatorias), como infarto de miocardio (ataque cardíaco), insuficiencia cardíaca (incapacidad del corazón para bombear sangre) o accidente cerebrovascular (bloqueo repentino de un vaso sanguíneo que transporta oxígeno y nutrientes) a lo largo de un período de diez años. Incluye múltiples factores de riesgo modificables como la presión arterial, el colesterol en sangre (nivel de grasas en la sangre) y consumo de tabaco. También incluye factores de riesgo no modificables como la edad y el sexo. SCORE le muestra cómo estos factores de riesgo interactúan para calcular su riesgo general (expresado como un porcentaje) y destaca qué factores de riesgo se pueden tratar para reducirlo. Los cálculos se pueden realizar utilizando las tablas de riesgo SCORE o a través de la herramienta interactiva en línea «Heartscore». SCORE está diseñado para usarse con personas «sanas», lo que significa que las tablas no están recomendadas para usarse con pacientes que padecen una cardiopatía o han sufrido un accidente cerebrovascular en el pasado.

La escala de riesgo se clasifica en tres categorías: riesgo bajo (<5 %), riesgo moderado (5-10 %) y riesgo alto (>10 %). Es importante que hable con su médico sobre lo que esto significa y lo que puede hacer para reducir el riesgo de sufrir una ECV en un plazo determinado. Además de calcular el riesgo a lo largo de un período de diez años también determina a partir del resultado obtenido, la edad vascular. Esto es utilizado principalmente por los profesionales de la salud cuando se habla de riesgo en poblaciones más jóvenes, ya que estas personas pueden tener una puntuación de riesgo baja, pero estar en un alto riesgo relativo y tener una mayor edad vascular. Si su edad vascular es superior a su edad real, significa que su riesgo es superior en comparación con un resultado de riesgo saludable, de acuerdo con su edad. Dos ejemplos aclaratorios:

  • Un paciente varón de 40 años, fumador y con unos niveles de presión arterial de 180/82 y un nivel total de colesterol de 6 tendría un riesgo de morir por una enfermedad cardiovascular del 4 % (riesgo bajo). Es correcto, porque la evaluación analiza el riesgo en un período de 10 años. Sin embargo, dada su juventud, el riesgo relativo es alto. Esto se traduce en una edad vascular de 60 años.
  • La presión arterial de una señora de 50 años es de 178/80, sus niveles de colesterol son de 7,5 mmol/l o 136 mg/dl y fuma tendría un riesgo de morir por una ECV del 2 %. Es decir, tendría un riesgo bajo de morir por una ECV en los próximos diez años. Sin embargo, su edad vascular es de 71 años.

Consulte las recomendaciones para adoptar un estilo de vida saludable que le ayude a reducir su riesgo. Solicite a su médico o profesional sanitario una evaluación personal con la escala SCORE o la herramienta Heartscore.

ESC
EAPC
ACCA
ACNAP